Portal de salud y nutricion - NUTRICIONALERTA.COM
NUTRICION VIDA SANA NOVEDADES INVESTIGACION ENFERMEDADES BELLEZA Y SALUD    
ENFERMEDADES
 RESPIRATORIAS
  Amigdalitis
  Asma
  Bronquiolitis
  Bronquitis
  Enfisema Pulmonar
  Faringitis
  Gripe
  Laringitis
  Neumonía
  Sinusitis
  Tabaquismo
  Tos Convulsiva
  VRS
 NUTRICIONALES
  Anorexia
  Aterosclerosis
  Bulimia
  Caries Dentales
  Desnutricion
  Diabetes
  Hipertension
  Obesidad
 GASTROINTESTINALES
  Acidez estomacal
  Apendicitis
  Colon Irritable
  Colitis Ulcerosa
  Diarrea
  Diverticulitis
  Enfermedad Celiaca
  Enfermedad de Crohn
  Estreñimiento
  Fiebre Tifoidea
  Gastroenteritis Viral
  Hernia del Hiato
  Intolerancia a la Lactosa
  Intoxicacion Alimentaria
  Reflujo Gastroesofagico
  Rotavirus
 AUTOINMUNES
  Alergias
  Artritis Reumatoide
  Enfermedad Autoinmune
  Lupus Eritematoso
  Urticaria
 
Agreganos a favoritos
 
Se encuentra en: ENFERMEDADES > RESPIRATORIAS > Bronquiolitis >
BRONQUIOLITIS
Puntuar artículo
1 5 10
Imprimir artículo








Es la inflamación del los bronquiolos, vías aéreas más pequeñas que se ramifican a partir de la vía aérea principal. Es una enfermedad que, en un 90% de los casos, surge por la presencia de virus respiratorio sincicial y constituye la primera causa de hospitalización de menores de un año durante el período epidémico. Los síntomas son tos, silbido al respirar, dificultad respiratoria e intolerancia a la comida: esta infección es grave en niños o adultos con cardiopatías, enfermedades neuromusculares o inmunodeficiencias: también en personas con patologías pulmonares previas, como displasia o fibrosis quística.

SINTOMAS:
Aumento notablemente la dificultad para respirar y la frecuencia respiratoria, los silbidos y la tos “forzada”. El niño se puede poner irritable y ansioso. Si la enfermedad es lo bastante severa, puede ponerse azul (cianótico), lo cual es indicativo de una situación de emergencia crítica.

Otros signo para detectar la complicación:
- Las fosas nasales se dilatan con cada inspiración.
- Los músculos intercostales (entre las costillas) se retraen mientras el niño se esfuerza por inhalar aire. Este esfuerzo es agotador, por lo que los niños muy pequeños simplemente pueden fatigarse tanto que la respiración puede ser difícil de mantener.
Ante estos síntomas, lo mejor es llevar al niño al doctor o a urgencia

Para prevenir se debe tener en cuenta que los virus causantes de esta enfermedad se encuentran comúnmente en el medioambiente por lo que es muy difícil prevenirla. Hasta la fecha no hay vacuna disponible para el VRS. Pero puede consultar al pediatra para apalear los síntomas.


Este artículo fue visto: 3204 veces.


NUTRICIONALERTA.COM - Portal de salud y nutrición  
 
Diseño: DOMINIOFULL