Portal de salud y nutricion - NUTRICIONALERTA.COM
NUTRICION VIDA SANA NOVEDADES INVESTIGACION ENFERMEDADES BELLEZA Y SALUD    
ENFERMEDADES
 RESPIRATORIAS
  Amigdalitis
  Asma
  Bronquiolitis
  Bronquitis
  Enfisema Pulmonar
  Faringitis
  Gripe
  Laringitis
  Neumonía
  Sinusitis
  Tabaquismo
  Tos Convulsiva
  VRS
 NUTRICIONALES
  Anorexia
  Aterosclerosis
  Bulimia
  Caries Dentales
  Desnutricion
  Diabetes
  Hipertension
  Obesidad
 GASTROINTESTINALES
  Acidez estomacal
  Apendicitis
  Colon Irritable
  Colitis Ulcerosa
  Diarrea
  Diverticulitis
  Enfermedad Celiaca
  Enfermedad de Crohn
  Estreñimiento
  Fiebre Tifoidea
  Gastroenteritis Viral
  Hernia del Hiato
  Intolerancia a la Lactosa
  Intoxicacion Alimentaria
  Reflujo Gastroesofagico
  Rotavirus
 AUTOINMUNES
  Alergias
  Artritis Reumatoide
  Enfermedad Autoinmune
  Lupus Eritematoso
  Urticaria
 
Agreganos a favoritos
 
Se encuentra en: ENFERMEDADES > RESPIRATORIAS > Amigdalitis >
AMIGDALITIS
Puntuar artículo
1 5 10
Imprimir artículo








La amigdalitis es una inflamación de las amígdalas, que son las masas de tejido carnoso que cuelgan a ambos lados de la parte posterior de la garganta. La función de las amígdalas es ayudar en la lucha contra los gérmenes que entran en el cuerpo a través de la boca.

Los síntomas de una persona que tiene amigdalitis son: dolor de garganta y le cuesta comer, beber e incluso tragar. También puede tener fiebre, pero la forma más clara de diferenciarla de un resfrío común es la siguiente:

- Mirar las amígdalas, usando un palito de helado o una cuchara para mantener a lengua en posición baja a fin de tener una mejor visión: deben estar rojas o cubiertas con una capa de secreciones amarillas o blancas.
- Ganglios linfáticos del cuello inflamados.
- Voz extraña o nasal.
- Mal aliento.

CUIDADOS EN LA AMIGDALITIS
- Beba abundante líquido.
- Coma alimentos blandos, incluyendo gelatinas.
- Evite los alimentos duros, crujientes o picantes.
- Utilice un vaporizador o humidificador de vapor frío en la habitación donde pase más tiempo.
- Guarde reposo.

Es necesario acudir al médico cuando los síntomas antes descritos se acentúan más de lo normal, ya quela amigdalitis puede estar provocada tanto por virus como por bacterias. Es importante que descarte o bien le diagnostique una faringoamigdalitis estreptocócica, que es una infección provocada por bacterias del género estreptococo. Si tiene este tipo de infección, necesitará un tratamiento especial. Es posible que el médico le mire también dentro de la nariz y las orejas, le escuche la respiración auscultándote el pecho y busque otros signos de infección.

Si la amigdalitis está provocada por bacterias, le recetará antibióticos. Si está provocada por un virus, los antibióticos no surtirán efecto, pero su cuerpo luchará por sí solo contra la infección. A algunos niños tienen que extirparles las amígdalas, pero sólo cuando se les infectan repetidamente en el curso de un año o cuando se les inflaman tanto que les dificulta la respiración por la noche.


 


Este artículo fue visto: 10752 veces.


NUTRICIONALERTA.COM - Portal de salud y nutrición  
 
Diseño: DOMINIOFULL