Portal de salud y nutricion - NUTRICIONALERTA.COM
NUTRICION VIDA SANA NOVEDADES INVESTIGACION ENFERMEDADES BELLEZA Y SALUD    
ENFERMEDADES
 RESPIRATORIAS
  Amigdalitis
  Asma
  Bronquiolitis
  Bronquitis
  Enfisema Pulmonar
  Faringitis
  Gripe
  Laringitis
  Neumonía
  Sinusitis
  Tabaquismo
  Tos Convulsiva
  VRS
 NUTRICIONALES
  Anorexia
  Aterosclerosis
  Bulimia
  Caries Dentales
  Desnutricion
  Diabetes
  Hipertension
  Obesidad
 GASTROINTESTINALES
  Acidez estomacal
  Apendicitis
  Colon Irritable
  Colitis Ulcerosa
  Diarrea
  Diverticulitis
  Enfermedad Celiaca
  Enfermedad de Crohn
  Estreñimiento
  Fiebre Tifoidea
  Gastroenteritis Viral
  Hernia del Hiato
  Intolerancia a la Lactosa
  Intoxicacion Alimentaria
  Reflujo Gastroesofagico
  Rotavirus
 AUTOINMUNES
  Alergias
  Artritis Reumatoide
  Enfermedad Autoinmune
  Lupus Eritematoso
  Urticaria
 
Agreganos a favoritos
 
Se encuentra en: ENFERMEDADES > RESPIRATORIAS > Neumonía >
NEUMONIA
Puntuar artículo
1 5 10
Imprimir artículo








Es una infección e inflamación de pulmones, los sacos de aire se llenan de pus, lo que dificulta que el oxigeno llegue a la sangre y, como consecuencia, las células del cuerpo no pueden funcionar bien. Hay principalmente dos tipos de neumonía: la condensante, que afecta a una parte del tejido pulmonar, por ejemplo, a un lóbulo; y la bronquial (bronconeumonía), que afecta tanto a los bronquios como el tejido pulmonar o lóbulos.

La neumonía puede tener más de 30 causas, pero hay dos que son las más frecuentes:

      Virus: Causante de más de la mitad de las neumonías, especialmente en niños hasta dos años. Estas no son graves y duran poco.

      Bacterias: la más común es el neumococo. Son en general las neumonías más graves, especialmente en caso de adultos mayores o personas debilitadas.

Hay varios tipos de neumonía causadas por hongos y por la aspiración de alimentos, líquidos,  gases o polvo. Los cuerpos extraños o las obstrucciones de los bronquios, como un tumor, pueden ayudar a que el paciente contraiga neumonía, si bien no son causas de neumonía. 

SINTOMAS

Neumonía viral

Los síntomas iniciales son los mismos que los de la gripe: fiebre, tos seca, dolor de cabeza, dolores musculares y debilidad. Pero a las 12 ó 36 horas aparecen los síntomas definitivos:

  -    Aumenta la falta de aire.

  -    La tos empeora y produce una pequeña cantidad de esputo.

  -    Es posible que las guaguas pequeñas no presenten tos sino, simplemente, al respirar emiten ruidos roncos o se le retraiga la caja torácica.

Neumonía bacteriana.

   -   Fiebre alta, sobre 38º C, con escalofríos y, ocasionalmente, con confusión mental o delirio.

   -   Dolor agudo en el pecho y espalda al respirar.

   -   La tos produce esputo color herrumbre (café) o verdoso (lo que indica presencia de pus)

   -   La frecuencia de la respiración y del pulso aumenta rápidamente.

   -   Los labios y las bases de las uñas puede tener un color azulado a causa de la falta de oxígeno en la sangre. 

PERSONAS VULNERABLES

Neumonía viral: las personas que están en edades extremas de la vida: niños pequeños y ancianos

Neumonía bacteriana:

  -   Quienes tienen enfermedades crónicas, ya sea a los pulmones, el corazón, trastornos de los riñones, anemia de células falciformes o diabetes.

  -   Las personas que están recuperando de enfermedades graves o de operaciones.

  -   Las personas que están en hogares de recuperación o en otras instituciones de atención de pacientes con trastornos crónicos.

  -    Alcohólicos y desnutridos. 

Debido a que la neumonía viral es una complicación común de la gripe, una buena manera de prevenirla es vacunarse contra la gripe, también hay una vacuna contra la neumonía neumocócica, pero ésta la indica el médico a personas de alto riesgo de contraer la enfermedad. No es recomendable para las mujeres embarazadas o para los niños menores de dos años. Hay que prestar atención a los problemas respiratorios que perduren más de unos días. 

- Ante los síntomas, acuda inmediatamente a su médico. El diagnóstico y tratamiento precoces son importantes. Recuerde que, a pesar de que la neumonía se puede tratar, es una enfermedad grave. No Espere, obtenga tratamiento lo antes posible. En los casos más serios el médico puede Recomendar la hospitalización, o puede ser que el paciente se recupere en su casa.

- Es importante también prevenir la recaída de la neumonía: siga estrictamente las indicaciones del doctor respecto a los remedios. 

PRONOSTICO

   -   Las personas jóvenes y vigorosas pueden volver a la vida normal dentro de la semana de haberse recuperado de la neumonía. Sin embargo en otras, la recuperación puede durar varias semanas.

   -   Los pacientes de edad avanzada, que no responden al tratamiento, pueden morir por insuficiencia respiratoria. 


Este artículo fue visto: 9928 veces.


NUTRICIONALERTA.COM - Portal de salud y nutrición  
 
Diseño: DOMINIOFULL