Portal de salud y nutricion - NUTRICIONALERTA.COM
NUTRICION VIDA SANA NOVEDADES INVESTIGACION ENFERMEDADES BELLEZA Y SALUD    
ENFERMEDADES
 RESPIRATORIAS
  Amigdalitis
  Asma
  Bronquiolitis
  Bronquitis
  Enfisema Pulmonar
  Faringitis
  Gripe
  Laringitis
  Neumonía
  Sinusitis
  Tabaquismo
  Tos Convulsiva
  VRS
 NUTRICIONALES
  Anorexia
  Aterosclerosis
  Bulimia
  Caries Dentales
  Desnutricion
  Diabetes
  Hipertension
  Obesidad
 GASTROINTESTINALES
  Acidez estomacal
  Apendicitis
  Colon Irritable
  Colitis Ulcerosa
  Diarrea
  Diverticulitis
  Enfermedad Celiaca
  Enfermedad de Crohn
  Estreñimiento
  Fiebre Tifoidea
  Gastroenteritis Viral
  Hernia del Hiato
  Intolerancia a la Lactosa
  Intoxicacion Alimentaria
  Reflujo Gastroesofagico
  Rotavirus
 AUTOINMUNES
  Alergias
  Artritis Reumatoide
  Enfermedad Autoinmune
  Lupus Eritematoso
  Urticaria
 
Agreganos a favoritos
 
Se encuentra en: ENFERMEDADES > GASTROINTESTINALES > Colon Irritable >
SINDROME DE COLON IRRITABLE
Puntuar artículo
1 5 10
Imprimir artículo








El síndrome de colon irritable es un conjunto de síntomas que dan cuenta de una alteración en el funcionamiento del intestino grueso o colon y que se manifiesta con dolor abdominal, hinchazón estreñimiento y diarreas.

Se calcula que cerca de un 15% de los adultos se verá afectado en algún momento por este síndrome. Es un trastorno funcional, no una enfermedad inflamatoria del intestino, por eso es que un examen al colon arrojaría resultados normales. No implica un incremento del riesgo de cáncer al colon ni ningún riesgo para quien lo padece. Es una patología duradera, recurrente y real, y no como podría pensarse, una mera reacción nerviosa o psicológica al estrés cotidiano, aunque este tiene incidencia.

Se ha descubierto que, por alguna razón, las personas que lo padecen tienen mayor sensibilidad del colon que la normal y los músculos se contraen en exceso, produciendo dolores, calambres o diarreas. Es más frecuente en mujeres que en hombres y la mayoría de estos pacientes sufre algún grado de depresión. En las mujeres se ha visto que la condición se agudiza en el periodo pre-menstrual. Es foco frecuente que se manifieste después de los 45 o 50 años. Los primeros ataques suelen manifestarse hacia la adolescencia o en la primera adultez. 

SINTOMAS

   -   Hinchazón abdominal.

   -   Espasmos o retorcijones.

   -   Estreñimiento o diarrea en periodos alternados. En algunas personas se presentan principalmente con estreñimiento.

   -   Moco en las heces.

   -   Urgencia por defecar.

   -   Calambres.

   -   Alteraciones en el hábito de evacuación intestinal. 

El síndrome de colon irritable se presenta en distintas situaciones como estrés, comidas abundantes, alimentos ricos en grasa, consumo excesivo de fibra, etc.

Por lo tanto, para prevenir este síndrome se recomienda:

  -    Intentar reducir el estrés y aprender a manejarlo.

  -    Mantener una dieta saludable y equilibrada.

  -    Realizar comidas más livianas.

  -    Mantener una rutina diaria de ejercicios.

  -    Si el estreñimiento es su síntoma primario, le ayudará añadir suplementos de fibra a su dieta.

  -    La intolerancia lactosa, es común en un 40% de los pacientes con colon irritable. 

Si usted presenta pérdida de peso, antecedentes familiares de cáncer de colon, sangrado de recto o cambios importantes en el hábito de defecar, debe consultar al médico este  le pedirá  algunos exámenes como colonoscopia, análisis de sangre, etc. Para descartar otras patologías como la enfermedad de crohn o colitis ulcerosa. 

TRATAMIENTO

El tratamiento de colon irritable incluye varios aspectos:

  -    Cambios en la alimentación.

  -    Medicamentoso

 Le indicara cuidar la ingesta de aquellos alimentos con alto contenido graso, productos lácteos, chocolate, alcohol, cafeína, bebidas gasificadas y alimentos flatulentos. Si la situación lo requiere puede recetarle algunos medicamentos como antiespasmódicos, tranquilizantes, para paliar la ansiedad. Los factores psicológicos son muy importantes. El estrés puede activar la sintomatología. Por ello, es importante que usted pueda manejarlo: haga ejercicios, o relajamiento.

La fibra resulta útil porque mejora el funcionamiento de los intestinos. Hay dos tipos de fibra:

La fibra soluble: que ayuda tanto en la diarrea como en la constipación. Muchos alimentos contienen fibra soluble, tales como las manzanas y frutos cítricos.

La fibra insoluble ayuda al estreñimiento, haciendo que el material dentro del sistema digestivo aumente y se mueva. Se encuentra en los panes integrales y en otros vegetales.


Este artículo fue visto: 7820 veces.


NUTRICIONALERTA.COM - Portal de salud y nutrición  
 
Diseño: DOMINIOFULL