Portal de salud y nutricion - NUTRICIONALERTA.COM
NUTRICION VIDA SANA NOVEDADES INVESTIGACION ENFERMEDADES BELLEZA Y SALUD    
NUTRICION
 NUTRICION
  Agua
  Fibra
  Hidratos de Carbono
  Lipidos
  Minerales
  Proteinas
  Vitaminas Hidrosoluble
  Vitaminas Liposolubles
  Antioxidantes
  Edulcorantes
  Nutrición Ortomolecular
 NUTRICION POR EDADES
  Nutricion en el Embarazo
  Nutricion en la Lactancia
  Nutricion del Lactante
  Nutricion del Preescolar
  Nutricion del Escolar
  Nutricion del Adulto
  Nutricion Adulto Mayor
 
Agreganos a favoritos
 
Se encuentra en: NUTRICION > NUTRICION > Minerales >
MINERALES
Puntuar artículo
1 5 10
Imprimir artículo








Los minerales son elementos fundamentales para un óptimo desarrollo biológico y una dieta balanceada que nos permita desarrollarnos normalmente. La función de estos nutrientes es mantener el equilibrio y desarrollo normal, colaborando en la elaboración de tejidos,  recuperación de fracturas y síntesis de hormonas.
Los minerales se pueden dividir de acuerdo a sus requerimientos en el organismo en:
Los Macrominerales: Son necesarios en grandes cantidades mayores de 100 mg por día. Entre ellos, los más importantes que podemos mencionar son: Sodio, Potasio, Calcio, Fósforo, Magnesio y Azufre.

Los Microminerales: También llamados oligoelementos. Son necesarios en cantidades muy pequeñas, obviamente menores que los macrominerales. Los más importantes para tener en cuenta son: Cobre, Yodo, Hierro, Manganeso, Cromo, Cobalto, Zinc y Selenio. A continuación se destacan ciertos minerales de gran relevancia nutricional:

CALCIO:
Es el mineral más abundante en el organismo, un 99% de este se encuentra en la estructura ósea, participa en la función estructural, contracción muscular, excitabilidad nerviosa, reproducción, transmisión nerviosa y forma parte de la estructura de varias enzimas. Fundamental en el desarrollo de los dientes y huesos. La principal fuente dietaria de este mineral son los productos lácteos y sus derivados. La correcta absorción de calcio es favorecida por:
- PH acido.
- Presencia de vitamina D.
- Ácidos (cítrico y láctico).

Además se debe destacar que a menor edad mayor absorción de calcio, al igual que en el embarazo y lactancia, la hormona de crecimiento es la encargada de aumentar la absorción.
Entre las fuentes proveedoras de calcio se encuentran los productos lácteos, las verduras de hojas verdes, el salmón y las sardinas. La obtención de calcio para evitar el adelgazamiento de los huesos a lo largo de la vida puede ser más difícil si la persona muestra intolerancia a la lactosa o presenta otras razones para evitar las fuentes alimenticias ricas en calcio, como una tendencia a formar  cálculos renales. La deficiencia de calcio también afecta al corazón y el sistema circulatorio, así como a la secreción de hormonas esenciales. Existen muchas formas para suplementar el calcio, ente ellas un gran número de alimentos fortificados. El consumo de este mineral es de vital importancia en niños y mujeres, ya que el consumo apropiado de estos previene la osteoporosis.

FOSFORO:
Es un componente esencial, se encuentra en todas las células del organismo, la mayoría de este mineral se encuentra en el hueso. Su función principal es la obtención de energía, También es el que mantiene y trasmite el mensaje genético. Su principal fuente alimentaria es en alimentos ricos en proteínas como carne, leche y huevos. Al igual que en el calcio el pH acido ayuda a la absorción de fosforo, pero este mineral compite con el calcio para su absorción, por lo tanto a mayor ingesta de calcio menor absorción de fósforo. Además es importante de que fuente dietaria proviene el fosforo, si esta viene de origen animal es mejor absorbible que si viniera de origen vegetal, su principal fuente es la  carne, pescado, huevos, lácteos.

POTASIO:
Participa en el mantenimiento de la presión osmótica, especialmente en el interior de las células, y en la transmisión nerviosa, además es regulador del balance de agua en el cuerpo y participa en la contracción del músculo cardíaco y producción de energía. Se encuentran en el plátano, naranja, pomelo, espinaca, ajo, tomate, pollo, legumbres, frutos secos y papas.

SODIO:
Participa en el mantenimiento de la presión osmótica, fundamentalmente en compartimentos extracelulares, en la transmisión nerviosa y en el mantenimiento de equilibrios ácido-base. Interviene en la transmisión del impulso nervioso a los músculos, regula el reparto de agua en el organismo, por lo tanto regula los fluidos. Es de vital importancia señalar que su consumo excesivo provoca aumento de la presión arterial (hipertensión), irritabilidad, retención de líquidos y sobrecarga de trabajo para los riñones, que deberán eliminarlo por la orina. Su fuente alimenticia es la sal de mesa y los productos procesados como el charqui, pate, etc.

MAGNESIO:
La mayoría de este mineral al igual que el calcio y fosforo se encuentra en el hueso, pero en menor cantidad esta involucrado en muchos procesos enzimáticos. Su fuente alimentaria esta en animales y vegetales, carne, cereales integrales y leguminosas. El exceso de fibra dificulta la absorción de este mineral.

HIERRO:
Se encuentra principalmente en la hemoglobina y en la mioglobina ( en el músculo). También forma parte de bastantes enzimas. Es importante destacar que el organismo puede almacenar cantidades importantes de este elemento como reserva. La función de este es el transporte de oxigeno, participación enzimática, su fuente principal se encuentra en hígado de animales, vacuno, pollo y pescados.
Su biodisponibilidad es afectada por:
- Por la procedencia del hierro, el hierro proveniente de las carnes se absorbe mejor que el hierro vegetal.
- PH acido favorece la disponibilidad.
- Situación nutricional de la persona.
- El hierro es un oligoelemento que se encuentra en cada célula del cuerpo humano, por lo general unido con una proteína.
El hierro es un nutriente de suma importancia para los seres humanos, debido a que forma parte de las células sanguíneas que transportan el oxígeno a todas las células del organismo. Aproximadamente el 30% del hierro en nuestro cuerpo permanece almacenado para reemplazar fácilmente el hierro perdido. El hierro es imprescindible en la formación de la hemoglobina y la mioglobina que transportan el oxígeno en la sangre y en los músculos. El hierro forma parte de diversas proteínas y enzimas del cuerpo.
- La deficiencia de hierro produce anemia, una patología muy común en la actualidad.
- Los bebés de término nacen con reservas de hierro que duran aproximadamente 6 meses. Esta es una de las explicaciones de incorporar la alimentación complementaria a esta edad, ya que comienzan a acabarse los depósitos.
- Las mejores fuentes alimenticias de hierro son los provenientes de origen animal, debido a su mejor absorción. El hierro consumido de los vegetales no es de buena disponibilidad (absorción), por lo tanto se recomienda consumir luego alguna fruta cítrica, ya que la vitamina C mejora la absorción.
- Cabe destacar que se debe prohibir el consumo de té a grupos de alto riesgo, ya que dificulta la absorción de hierro.
- Los alimentos ricos en hierro son; Higado, carnes rojas, leche fortificada, porotos.

ZINC:
El zinc es de gran importancia en la inmunidad, además es necesario para el óptimo crecimiento de la célula, además de la participación de la cicatrización. La fuente alimentaria esta en carnes de cerdo y cordero y legumbres.


Este artículo fue visto: 8771 veces.


NUTRICIONALERTA.COM - Portal de salud y nutrición  
 
Diseño: DOMINIOFULL